Tratamiento de la fibromialgia

La medicina hiperbárica se ha demostrado útil para tratar los dolores causados por la fibromialgia. Ayuda a conseguir notables mejorías en la salud de todos aquellos que sufren esta enfermedad.

Ayuda en el tratamiento de fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por un dolor muscular y en el tejido fibroso crónico de origen desconocido. Es frecuente, la padece entre el 2% al 6% de la población, sobre todo mujeres.

 

En términos generales consiste en una anomalía en la percepción del dolor, de manera que se perciben como dolorosos, estímulos que habitualmente no lo son. Además del dolor, la fibromialgia ocasiona muchos otros síntomas: sensación de fatiga y cansancio, trastorno del sueño, ansiedad o depresión…

La causa es desconocida, se cree que hay numerosos factores implicados y el tratamiento de medicina hiperbárica tiene por objetivo mejorar el dolor y tratar los síntomas acompañantes, para conseguir una gran mejoría en la calidad de vida de estos pacientes.

La medicina Hiperbárica ha demostrado que posee efectos positivos en el tratamiento de la fibromialgia. Disminuye el dolor tanto de origen central como periférico, promueve la neuroesplasticidad y la actividad cerebral anormal en áreas relacionadas con el dolor, así como disminuir la expresión de sustancias proinflamatorias.

Por tanto, la oxigenación hiperbárica incide de forma directa en los síntomas del paciente con fibromialgia y mejora su calidad de vida.

Relación de la Oxigenación Hiperbárica y la Fibromialgia

La hiperoxia, incrementa la formación de antioxidantes enzimáticos que intentan frenar el aumento de las especies reactivas del oxígeno (ERO). Si este mecanismo falla se produce el llamado estrés oxidativo.

Utilizando las pautas de tratamiento establecidas, la Oxigenación Hiperbárica es una modalidad segura y con un margen terapéutico muy amplio para evitar el estrés oxidativo. Las complicaciones, siempre que se cumpla el procedimiento terapéutico establecido no son frecuentes; y las más comunes son el barotrauma de oído y la convulsión por intoxicación por oxígeno; las cuales son resueltas sin dejar secuelas. Estudios científicos avalan la Oxigenación Hiperbárica como una modalidad terapéutica útil y económica para el tratamiento de la Fibromialgia.